Aplicación Mytaxi

aplicación Mytaxi

Hace un par de meses decidí bajarme la aplicación Mytaxi del Apple Store (la hay también para Android y Blackberry), una aplicación que muchos amigos y conocidos estaban utilizando para pedir taxi y pagar cómodamente desde el móvil, sin efectivo ni tarjeta de crédito. Algunos de ellos, ya se han convertido en clientes Vips y los taxistas que trabajan con el servicio de Mytaxi les tratan a cuerpo de rey.

Me registré y la aplicación, de origen alemán pero disponible en español, me dio la opción de introducir el número de mi tarjeta de débito o crédito o la autorización para pagar con Paypal. Pensé que sería más cómodo vincular Mytaxi con mi cuenta Paypal, así podría pagar al taxista con la aplicación móvil una vez llegado al destino, en lugar de llevar dinero efectivo o tarjeta. Paypal me enviaría el cargo directamente a mi cuenta bancaria ¿Cómo? Muy fácil, lo explicaré más adelante.

A las dos semanas de mi registro, Mytaxi detectó que aún no había utilizado su servicio, es decir, no había abierto la aplicación, geolocalizado y pedido taxi apretando el botón “Pedir un taxi”. Fue entonces cuando me envió un código canjeable por 5€ para la primera vez que lo utilizara. Pasaron otras cuatro semanas y yo seguía sin utilizar el servicio, porque habitualmente me muevo en coche y en metro. Como Mytaxi quería incentivarme me envió otro código canjeable por 10€.

Esta semana, cuando volvía de Córdoba a Madrid en tren, decidí que sería el momento de utilizarlo de la estación a casa. Y fue una magnífica experiencia. Durante el viaje en AVE miré en la calculadora de Mytaxi y me dijo que el trayecto entre las dos direcciones me costaría unos 18,5€ aproximadamente.

Salí de la estación de Atocha, me situé en la acera, abrí la aplicación en mi Smartphone, le di al triangulito de geolocalización, a otro recuadro que decía “Pagar vía app” (hay otro de “Pagar en efectivo”) y al botón “Pedir un taxi”. En menos de 10 segundos, apareció en la pantalla el nombre, apellidos, foto y valoración (en estrellas) del taxista que estaba ya viniendo a mi encuentro. Afortunadamente tenía 5 estrellas J También me decía cuál era el modelo de su vehículo y en el mapa podía ver dónde estaba yo y por dónde venía él.

Como yo no he metido mi foto en la aplicación, era de noche y había bastante trasiego de vehículos y peatones, vi cómo en el mapa de la aplicación, el taxi sobrepasaba el lugar donde yo me encontraba. Pero como él en su móvil también se dio cuenta, me telefoneó. Pilar (me llamó por mi nombre, bueno, por el nombre que tengo registrado en la aplicación: PilarT), doy la vuelta en un minuto. Y así fue, en un minuto estaba allí, bajó del coche, se presentó, me saludó sonriendo y estrechándome la mano, cogió mi maleta y la metió en el maletero. Empezamos bien, pensé yo.

Durante el trayecto fuimos charlando animadamente. Bueno, más bien diré que le hice una entrevista de “tercer grado” sobre la aplicación. Él estaba feliz con sus 5 estrellas, con los clientes a los que había fidelizado y con Mytaxi. De las 11 carreras que llevaba acumuladas en el día, 5 eran de Mytaxi y el resto de ciudadanos de a pie que le pararon en cualquier esquina.

Por formar parte de Mytaxi, cada taxista paga a la empresa dueña de la aplicación 0,99€ por trayecto más 1,9% del importe total del trayecto asignado. Pero no todos pueden formar parte de esta flota. Mytaxi exige imagen y comportamiento adecuado del taxista con el cliente además de un vehículo donde el cliente se sienta confortable. Hay taxis en cola para entrar y cursos para mejorar la atención al cliente.

Llegué a mi destino, el taxista apretó un botón de la aplicación de Mytaxi en su smartphone e inmediatamente yo recibí en mi móvil una alerta que decía 18,85€ menos 10€ de un bono regalo, total 8,85€, 35 céntimos más de lo que calculó la aplicación. Le di a OK y metí el pin personal que registré cuando me di de alta en la aplicación. Aceptado y con ello cargado en mi cuenta a través de Paypal. Ahora sólo me quedaba ponerle las estrellas al conductor y a su vehículo.

Le puntué con 5 estrellas porque fue muy amable y me lo guardé en favoritos. La siguiente vez que pida un taxi con Mytaxi preferentemente vendrá el mismo conductor si anda por los alrededores o pido el taxi con tiempo suficiente. En cualquier caso, puedo tener varios favoritos y seguro que entre todos ellos, logro que siempre me lleve un 5 estrellas. Un lujo poder valorar públicamente a los taxistas. Ellos hacen otro tanto con los usuarios.

Salí del taxi y ya tenía la factura en mi buzón de mail en forma de correo electrónico. Tan fácil como imprimirla si la necesitaba más tarde.

Lo mejor de esta aplicación, la transparencia y la tranquilidad de saber que te lleva alguien que se ha ganado algo de tu confianza. Este es el motivo por el que, como me decía este taxista, hay madres que te llaman a ti para llevar a los niños al colegio y pagan tranquilamente desde casa con la aplicación del móvil.

Pero en Mytaxi no sólo llevan niños. Su último proyecto es llevar paquetes. Mytaxidelivery permite la entrega de paquetería en una hora o en un momento determinado. Al fin y al cabo, Mytaxi ya tiene una flota de 45.000 taxis transitando por las calles de los seis países donde está presente. En España, de momento sólo en Madrid y Barcelona.

Definitivamente, algo está cambiando gracias a la digitalización y como parece que funciona, a Mytaxi le ha salido competencia española, Pidetaxi.

Twitter: @pilartrucios
Linkedin: linkedin.com/in/pilartrucios
Facebook: facebook.com/pilar.trucios
Google+: gplus.to/pilartrucios
www.pilartrucios.com