Periodismo y periodistas del futuroHoy he decidido descansar, así que he dejado el móvil, el Ipad y el portátil encerrados en mi habitación. Hay quien descansa dejando la oficina y saliendo a la calle pero yo descanso llegando a casa, desentendiéndome de la tecnología y metiéndome en la cocina. Tengo la receta en la cabeza, así que tardo poco en reunir los ingredientes y hacer un bizcocho para desayunar. Es el de la foto y esta vez no se ha bajado 🙂

Por la tarde, como si de regreso al pasado se tratara, reúno todas las revistas en papel que me han llegado en los últimos meses y me siento en el cuarto de estar a leer los artículos de fondo, esos que tú y yo no tenemos tiempo de leer pero almacenamos por su interés para los días tranquilos.

Descubro un magnífico artículo con gran contenido y que me tiene más de una hora dando vueltas a la cabeza, hasta que decido liberar el portátil que encerré en mi cuarto para escribir este post. El artículo es del número 25 de la revista Cuadernos de Periodistas, de diciembre de 2012, que traduce algunos artículos del Nieman Journalism Lab (laboratorio de periodismo de la Universidad de Harvard), elaborados por Jeff Jarvis, Bill Grueskin y Dan Gillmor, expertos en Periodismo y Medios de comunicación, sobre “Regreso a la facultad: la evolución de la educación en Periodismo”.

La idea que más me ha llamado la atención es la que arroja Gillmor: “Muy pocas facultades de Periodismo están ayudando a los estudiantes a entender que muy probablemente tengan que inventar sus propios trabajos y muchas menos les han ayudado a hacerlo”.

Sabemos que son miles los periodistas que están saliendo de los medios de comunicación tradicionales, incapaces de encontrar un modelo de negocio para el nuevo Periodismo, que se ha convertido en un periodismo de nicho. En él hay mucha más información específica donde elegir, porque se han multiplicado los creadores de contenidos y los canales de comunicación a través de Internet. Son también cientos y miles los estudiantes que un año más apuestan en distintas facultades por una profesión que se desmorona y que no encuentra el camino que le corresponde en un mundo digital marcado por la tecnología.

Quienes ya han salido de periódicos, revistas, radio y televisión y seguirán saliendo podrán y tendrán que reinventarse, y quienes apuestan desde la universidad por la profesión, dirigidos por el claustro responsable en parte de su formación, deberán decir adiós a su ilusión de trabajar en grandes Grupos de comunicación. Como dice Gillmor, tienen que apostar por inventar sus propios trabajos. Y no será fácil, porque en las facultades de Periodismo, ni se ha enseñado ni se enseña a emprender.

Pese a la debacle, soy optimista y pienso que el periodista tiene mucho que hacer en el mundo digital, un mundo que no va sólo de herramientas tecnológicas y de posicionamiento en Internet, sino de buenos contenidos a la carta para empresas y particulares y de criterio para seleccionar las fuentes adecuadas.

En los próximos años veremos, por necesidad, más que por innovación, cómo muchos periodistas crearán empresas ligadas a la creación y distribución de contenidos multicanal, al margen de un modelo que ya no se sostiene con la publicidad de pago. Los contenidos Premium, que algunos Grupos de Comunicación tratan de implantar, serán residuales de no dar al lector un valor realmente diferencial que ahora no se está ofreciendo.

El fin de las exclusivas

Durante años e incluso en la actualidad, los Medios de Comunicación tratan de sobrevivir a base de noticias exclusivas o de un dato nuevo sobre la exclusiva anterior. Esto se acaba. Se acaba porque antes las cabeceras disfrutaban de la gloria de la exclusividad durante al menos un día. Hoy, con la distribución de contenidos en el mundo digital, hay exclusivas que se acaban en segundos y debido a la Infoxicación (así es como llaman ahora a la intoxicación por información), incluso se confunde quién dio la noticia en primicia.

Esto me lleva a pensar que los periodistas profesionales deberán trabajar de otra manera y los estudiantes de Periodismo no tendrán más remedio que aprender de forma diferente. Siempre tendrá más valor un buen análisis sobre un tema que una exclusiva que dura un minuto de gloria, por eso se seguirán necesitando buenos periodistas y expertos pero que sepan buscar, analizar y comunicar en profundidad.

Jeff Jarvis y Dan Gillmor exponen en sus respectivos artículos la necesidad de mantener herramientas online que los futuros periodistas deben aprender junto con el valor de los datos y la programación. No cabe duda que el buen periodismo del futuro pasa por crear excelentes contenidos con datos relevantes, datos que con las herramientas tecnológicas son mucho más accesibles y pueden marcar la diferencia del nuevo periodismo.

Twitter: @pilartrucios
Linkedin: linkedin.com/in/pilartrucios
Facebook: facebook.com/pilar.trucios
Google+: gplus.to/pilartrucios
www.pilartrucios.com