Hay días como hoy que comienzo en la cocina para despejar la mente y olvidarme de la tecnología. Pero al final acabo dándole vueltas a temas importantes, como el futuro del sector periodístico, y enganchada al portátil y a mi vocación de escritora.