La educación superior es algo que se presupone en la mayoría de los consejeros delegados y presidentes (CEOs) actuales, pero a los del futuro se les exigirá, además de buena formación, que tengan experiencia emprendedora con un negocio propio. Estos primeros ejecutivos deberán poseer una alta dosis de pasión y estar focalizados en las nuevas tecnologías y en el mundo Social Media, según la encuesta The CEO of Tomorrow, realizada por la consultora Domo y CEO.com, entre casi 2.500 estudiantes de 500 universidades de Estados Unidos.

Entre los encuestados, un 48% piensa que los CEOs del futuro deben ser universitarios, pero sólo un 3% percibe que ésta sea la característica más importante con la que deban contar. Sin embargo, tener pasión es una de las actitudes clave del primer directivo de la compañía, según el 40% de los estudiantes, seguida de las capacidades de liderazgo y de dirección de personas.

El estudio revela que ésta es una de las generaciones más emprendedoras de la historia. Quizá porque también es una de las generaciones que más difícil tiene encontrar un empleo. No hay más que mirar las cifras de paro entre los jóvenes españoles, que superan ya el 50%.

Un 41% de los participantes en la encuesta quieren poner en marcha su propia empresa tras su graduación mientras que un 59% planea trabajar para una de las compañías existentes en el mercado. Incluso un 20% no descarta dejar los estudios para montar su propio negocio. Un 57% coinciden en que la experiencia emprendedora es crucial para el éxito futuro de cualquier CEO.

Por otro lado y en contraste con los CEOs actuales, que no utilizan las redes, los futuros serán claramente Sociales: el 53% de los encuestados utilizan actualmente Social Media para estar al día de las últimas noticias y las tendencias de negocio, el 73% utiliza Facebook, el 57% Linkedin, el 55% Twitter y el 50% tiene un blog personal.

Otra de las características que distinguirán a los primeros ejecutivos del mañana será su alejamiento de la estructura convencional de la empresa. El 75% aboga por utilizar una ropa más informal mientras que el 39% dice que los títulos directivos son innecesarios. Algo en lo que creen firmemente es en el trabajo virtual. El 75% está de acuerdo en que los empleados puedan trabajar desde casa y el 3% aboga por organizaciones totalmente virtuales.

Por último, la globalización, la seguridad tecnológica, la RSC, la tecnología móvil, el mundo social media y la retención del talento son, por este orden, las mayores preocupaciones de los encuestados para la próxima década.

Querido lector, esperemos que además de pasión, conocimiento de las redes sociales y experiencia emprendedora, los CEOs del futuro también tengan valores y virtudes.

Artículo publicado en mi Blog de Expansion.com